Que el Presidente y el Congreso Nacional instalen sesiones periódicas de control a las medidas de Emergencia Covid-19 del gobierno.

photo5087363482390734934.jpgLas ciudadanas y los ciudadanos hemos hecho sacrificios y postergado el ejercicio de derechos constitucionales, por el bien común, como trabajo digno; salud y educación de calidad; libre tránsito; muchas personas pasando hambre y miles de familias sobreviviendo gracias a las ollas populares.
Los comunes hemos entendido que nos encontramos en una situación excepcional, el Congreso también y le ha otorgado al Poder Ejecutivo la Ley de Emergencia, con muchas prerrogativas y USD 1.600 millones para paliar las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la pandemia y la cuarentena obligatoria.
Sin embargo, el presidente Mario Abdo Benítez, sus ministros y demás funcionarios de confianza no lo entienden así. Hemos observado con mucha inquietud cómo día a día salen a la luz cientos de casos de corrupción, prepotencia, ineficiencia y abusos criminales de las fuerzas del orden.
Llevamos tres meses, tiempo en el cual se hace obvio que la aplicación de sus planes de salvataje no son suficientes; tenemos alrededor de 100 mil trabajadores y trabajadoras formales que están sobreviviendo con un millón de guaraníes, y poco más de un millón de trabajadores y trabajadoras informales que están resistiendo con 500 mil guaraníes. ¿Qué familia podría comer siquiera lo básico por 90 días con estos montos?
Asimismo, tenemos miles de despedidos para quienes no existe ninguna respuesta ya sea en subsidio o protección laboral, miles de artistas y centros culturales autogestionados abandonados a su suerte, y las micros, pequeñas y medianas empresas hasta ahora no reciben los créditos en las condiciones prometidas.
Lastimosamente, los casos más terribles y multimillonarios de corrupción se dieron en Salud Pública mientras los trabajadores y las trabajadoras de blanco siguen sin los insumos de protección, y las propias autoridades sanitarias aseguran que sus centros de atención colapsarían apenas con 30 pacientes por día.
Considerando urgente una rendición, proponemos que el Congreso y el Presidente establezcan sesiones de Control de forma periódica -podría ser cada 15 días- donde el Poder Ejecutivo informe pero que sea superada de las comisiones formales, donde hablan mucho y entregan muchos papeles, pero no existe una retroalimentación entre las partes, y eso impide que la oposición pueda incidir en las políticas y la gestión de la emergencia.


Partido del Movimiento al Socialismo    Contactar con el autor de la petición

Firmar esta petición

Al firmar, autorizo a Partido del Movimiento al Socialismo a entregar mi firma a quienes tengan poder de decisión sobre este tema.


O

Recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar su firma. Para asegurarse de que recibe nuestros correos electrónicos, añada info@peticiones.net a su libreta de direcciones o a la lista de remitentes seguros.

Tenga en cuenta que no puede confirmar su firma mediante una respuesta suya a este mensaje.




Publicidad de pago

Haremos difusión de esta petición a 3000 personas.

Más información...